Saltar al contenido
Reclamar tarjeta revolving

Banco de España y tarjetas revolving

13/04/2020

El Banco de España es conocerdor de las tarjetas revolving y ofrece una serie de consideraciones de buenas prácticas a las entidades emsioras de tarjetas revolving.

El Banco de España, concocedor de las tarjetas revolving y las repercusiones económicas negativas que estas pueden llegar a ocasionar a los consumidores, ha elaborado documentación y consideraciones sobre las mismas.

El Banco de España también publica estadisticas sobre el tipo de medio de interes de las tarjetas revolving.

Banco de España y tarjetas revolving
Banco de España

Funcionamiento de las tarjetas revolving

Las tarjetas revolving por sus propias características de funcionamiento puede suponer un problema y perjuicio económico a las personas que las utilizan. Por ello, el Banco de España ofrece una serie de consideraciones especialmente a las entidades, sobre este tipo de tarjetas que conceden un crédito revolvente o revolving.

Las tarjetas revolving son una clase especial de tarjeta de crédito que consiste en un límite de crédito que al principio el disponible total coincide con dicho límite, pero este va disminuyendo según se va utilizando cuando se realizan compras, extracciones en el cajero automático, transferencias, disposiciones en efectivo, etc.

Al finalizar el mes el cliente debe pagar una cuota, que puede ser una cuota fija o porcentual de acuerdo a lo gastado.

La parte de la cuota correspondiente a la amortización de la deuda vuelve a estar disponible para ser gastado de nuevo.

El dinero adeudado se paga a plazos y se pagan intereses por el aplazamiento

La tarjeta revolving tiene el peligro que fomenta el consumo poco responsable. Esto es así porque mediante el pago de una pequeña cuota fija se puede gastar mucho dinero al mes. Se puede gastar toda la línea de crédito en un mes o en pocos meses y si se ha elegido pagar al mes una pequeña cuota la amortización de la deuda será muy lenta.

Elevados intereses de las tarjetas revolving

Otra característica de las tarjetas revolving es que los intereses son elevados. Tienen un tipo medio alrededor del 20%, según las estadísticas del Banco de España.

En la cuota mensual, se reduce muy poco la deuda. La mayor parte de la cuota se destina al pago de intereses. Por lo que cuando ya se ha gastado toda la línea de crédito o una parte importante la liquidación de la deuda se hace muy larga.

Y si, además, se vuelve a gastar continuamente el dinero que se va reponiendo con la cuota mensual, la amortización de la deuda no se hace muy lenta, sino que se eterniza, el número de cuotas se hace ilimitado y siempre pagando una gran cantidad de intereses. El consumidor queda cautivo de la tarjeta revolving.

Tipo medio de las tarjetas revolving

El 20% es la media del tipo de interés de esta tipología especial de tarjetas.

Hay tarjetas revolving con un tipo de interés mucho más elevado que ese 20% de media.

Ello puede llegar a suponer un “interés notablemente superior al normal del dinero”. Esta circunstancia se señaló en la sentencia del Tribunal Supremo del 4 de marzo de 2020, por un recurso de casación de un caso de tarjeta revolving.

Por ello, las reclamaciones por tarjeta revolving, están a la orden del día. Posiblemente aumentarán con la última sentencia del alto tribunal al respecto.

El Banco de España y el DCMR

El Banco de España tiene un Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones, el DCMR. Este dapartamento ofrece una serie de consejos de buenas practicas a las entidades emisoras de las tarjetas revolving.

Podemos considerar estos consejos de buenas prácticas a las entidades que ofrece el Banco de España, como cosecuencia de la existencia de la consciencia de que este tipo de tarjetas pueden ser perjudiciales económicamente para el consumidor si no se tienen en cuenta una serie de consideraciones o se utilizan irresponsablemente.

Buenas prácticas sobre las tarjetas revolving

El Banco de España a través del DCMR, considera que una buena práctica para las entidades sería que para aquellos casos en los que la amortización se vaya a realizar durante un plazo muy largo y en todo caso cuando la forma de pago elegido sea la de cuota mínima, que la misma entidad facilitara mensual o trimestralmente información sus clientes de:

  • El plazo de amortización previsto, considerando la deuda y la cuota elegida por el cliente. En otras palabras, cuando el consumidor acabará de pagar la deuda si no realizará más disposiciones de dinero ni se modificase la cuota.
  • El ahorro posible que representaría aumentar el importe de la deuda, ofreciendo diferentes escenarios ejemplificativos.
  • Cuál sería el importe de cuota mensual que lograría liquidar toda la deuda en el plazo de un año.

Detalles de las transacciones que deben ofrecer las entidades emisoras de tarjetas revolving a los consumidores

Pero el Banco de España también señala la imposibilidad de emitir un cuadro de amortización previo por la variabilidad de las cuotas mes a mes, según el capital pendiente y las disposiciones efectuadas con la tarjeta. Por ello, indica que la normativa de transparencia no exige que figure esta información, pero si un detalle de las transacciones realizadas:

  • Datos de referencia
  • Fechas de cargo y valoración
  • Tipos de interés aplicados
  • Comisiones
  • Gastos repercutidos
  • Reflejo de la deuda pendiente

El Banco de España recomienda extremar la diligencia para tratar de facilitar un detalle lo más completo posible de la deuda, facilitar un cuadro de amortización, etc., cuando el consumidor pida información a la entidad y quiera cancelarla.

Calculadora tarjeta revolving del Banco de España

El Banco de España también ofrece una calculadora simulador de tarjeta revolving.

Su utilidad es dar información a los usuarios sobre cómo se amortizará la deuda pendiente de una tarjeta revolving.

Se debe señalar una determinada fecha y una determinada cuota mensual en la calculadora de tarjeta revolving.