Saltar al contenido
Reclamar tarjeta revolving

Uso desmesurado de las tarjetas revolving por la crisis económica

12/09/2020

La crisis económica ha llevado aparejado el uso desmesurado de las tarjetas revolving que han llevado y siguen llevando a muchas personas y familias al círculo vicioso del sobreendeudamiento. El funcionamiento y las características de las tarjetas revolving llevan con facilidad al consumidor a una espiral de endeudamiento. Afortunadamente existen vías para escapar de este círculo vicioso.

Durante años se esta haciendo un uso desmesurado de las tarjetas revolving.

Sin duda alguna la crisis económica iniciada a finales de 2007 disparó la utilización de las tarjetas revolving.

Muchas familias se vieron expuestas a las consecuencias dramáticas de la crisis financiera internacional que empezó a finales del año 2007. Perdida de ingresos, bajadas de sueldos, perdidas de empleo….

Hacía falta dinero en muchos hogares, y los bancos son muy reacios a dar préstamos personales a personas que no tengan un buen salario fijo. Cuando se encuentran con una persona con un trabajo inestable o con salario bajo, el banco suele dar respuestas negativas a las necesidades de financiación de los clientes, en forma de préstamo personal.

Pero las entidades financieras suelen dar muchas facilidades en la concesión de tarjetas de crédito con la modalidad del pago aplazado: las tarjetas revolving.

Durante la crisis económica se ha extendido y se ha hecho un uso desmesurado de las tarjetas revolving.

Uso desmesurado de las tarjetas revolving
La crisis económica y la facilidad de las entidades en la concesión de tarjetas ha llevado a un uso desmesurado de las tarjetas revolving.

Uso desmesurado de las tarjetas revolving por la facilidad de la concesión

Sin embargo, muchas entidades si que parecen dispuestas a ofrecer con excesiva facilidad tarjetas de crédito aplazado con la posibilidad de pagar una cuota muy reducida y que la deuda líquidada vuelva a estar disponible para el consumidor: en definitiva tarjetas revolving.

La verdad es que las tarjetas revolving dan suculentos beneficios a las entidades que las comercializan por sus altos intereses. Muchas de estastarjetas ya han sido demandadas y los jueces han concedido sentencias estimatorias para los clientes a causa de que los contratos de las tarjetas tenían intereses usurarios. La necesidades económicas y las facilidades de las entidades para conceder tarjetas ha llevado a un uso desmesurado de las tarjetas revolving.

Por lo tanto, los cuantiosos beneficios que proporcionan a las entidades financieras y las necesidades de financiación de muchas familias que no pueden obtener préstamos personales cuyos TAEs son mucho más reducidos ha ocasionado que muchos consumidores se sobreendeuden. Caigan en una espiral de endeudamiento en la que se encuntran atrapados y de la que es muy difícil salir. Pueden tardar años, lustros e incluso décadas en amortizar la deuda, parenciendo esta eterna.

Además, muchas entidades emisoras de las tarjetas revolving utilizan la estratagema si ya no utilizamos la tarjeta de ir reduciendo la cuota mensual a pagar. Así la deuda practicamente se hace interminable.

Sobreendeudamiento producido por la tarjeta revolving

Las variables que llevan al círculo vicioso del sobreendeudamiento de las tarjetas revolving son:

  • Altos intereses estipulados en el contrato de la tarjeta revolving.
  • Baja cuota mensual donde practicamente solo se paga intereses y muy poca deuda.
  • La deuda liquidada mensualmente vuelve a estar disponible para el cliente.
  • El consumidor sigue utilizando la tarjeta hasta que llega al límite de la línea de crédito. Una vez que se ha llegado a esta situación, al pagar una cuota con poca amortización de deuda y muchos intereses y tener una deuda ya elevada, esta llega a convertirse practicamente en perpetua.
  • Las entidades emisoras de tarjetas revolving utilizan la estrategia de que si dejas de utilizar la tarjeta revolving mensualmente te van reduciendo la cuota mensual. Pagas menos al mes, pero liquidas cada vez menos deuda y así también el endeudamiento se hace practicamente eterno.

Así es cómo funciona una tarjeta revolving y como fácilmiente el consumidor cae en el círuculo vicioso del sobreendeudamiento.

Afortunadamente, existen soluciones para librarse de las tarjetas revolving y salir de su círculo vicioso de sobreendeudamiento:

  • Pedir prestado dinero a un amigo o familiar. Liquidamos la deuda de la tarjeta revolving y le vamos pagando periodicamente, ahora sí y afortunadamente sin intereses.
  • Pedir un préstamo personal. Si nos lo conceden, será con un TAE mucho más reducido que el de la tarjeta revolving que suele superar el 20%. Pagaremos así muchos menos intereses y acabaremos mucho antes con la deuda.
  • Reclamar extrajudicial y judicialmente la tarjeta revolving.