Saltar al contenido
Reclamar tarjeta revolving

Soluciones para librarse de las tarjetas revolving

12/09/2020

Existen soluciones para librarse de las tarjetas revolving. Desde pedir el dinero prestamo a un familiar, la vía del préstamo personal e incluso reclamar mediante un abogado la tarjeta revolving. Ninguna de las soluciones para librarse de las tarjetas revolving excluye a las otras y podemos utilizarlas todas a la vez.

Soluciones para librarse de las tarjetas revolving existen y podemos utilizarlas todas.

Muchas veces, es casi sin darte cuenta, otras veces eres algo consciente pero no del todo y otras muchas veces es por necesidad. Pero finalmente, y de forma fácil puedes verte atrapado en una tarjeta revolving que mes a mes te cobra una cuota mensual y de la que pareces condenado a perpetuidad.

Soluciones para librarse de las tarjetas revolving
Existen soluciones para librarse de las tarjetas revolving y podemos utilizarlas todas a la vez

El peligro de las tarjetas revolving con altos intereses, es que si se estipula una pequeña cuota, practicamente no se amortiza capital sino que casi todo el porcentaje de la deuda va destinado al pago de intereses.

Nos encontramos, casi sin darnos cuenta, en un círculo vicioso de deuda, pago de intereses, aumento de la deuda, pago de más intereses, etc… del que resulta muy difícil salir.

Hemos entrado en una espiral de endeudamiento.

Además, la pequeña parte de la deuda eliminada con la cuota, vuelve a estar disponible para su gasto, y la deuda pues sigue agrandándose y los intereses se van acumulando.

Podemos a llegar a pagar finalmente una cantidad ingente de intereses por solo una pequeña línea de crédito concedida en la tarjeta revolving.

¿Existen soluciones para librarse de una tarjeta revolving?

La respuesta es SÍ. Sí que es posible librarse de una tarjeta revolving y de la deuda que parece perpetua afortunadamente.

Existen dos vías o soluciones para librarse de las tarjetas revolving.

Lo malo es que no todas las personas estan en condiciones de utilizar las dos, y existe gente que tal vez no pueda utilizar ninguna, aunque también es posible que contemos con un familiar que nos deje el dinero y devolverle la cantidad prestada poco a poco y ya evidentemente sin intereses.

Vías para librarse de la tarjeta revolving

Pero si no queremos recurrir a la ayuda del dinero prestado por un familiar podemos optar por estas dos vías.

  • Recurrir a un préstamo personal que tendrá unos tipos de interés mucho más reducidos.
  • Reclamar extrajudicial y judicialmente la tarjeta revolving.

Los préstamos personales tienen un tipo de interés mucho más bajo y podemos utilizarlo para saldar la deuda de la tarjeta revolving

Podemos solicitar un préstamo personal para pagar la deuda de una tarjeta revolving, ya que el tipo de interés de un préstamo personal es mucho más reducido que el tipo de interés de una tarjeta revolving.

Mientras que podemos conseguir un préstamo personal al 7%, al 8%, al 9% o al 10% de interés, el interes de las tarjetas revolving suele estar por el 20% e incluso más elevado. Con el préstamo personal, reduciremos la cuota de forma mucho más rápida y como ya no podremos utilizar el dinero amortizado, evitamos la tentación de seguir gastando dinero que en realidad no tenemos.

Solución a la tarjeta revolving: reclamar

Desgraciadamente, y hoy en día todavía más, a muchas personas no les conceden préstamos personales, porque tienen bajos ingresos, trabajos inestables o un historial crediticio de demasiado riesgo. En este caso, deberemos recurrir a la vía de reclamar la tarjeta revolving.

Aunque, si sí que estamos en condiciones de que nos sea concedido un préstamo personal y podamos cancelar la deuda de la tarjeta revovling con el dinero del préstamo personal, aún así, a pesar de haber cancelado la deuda de la tarjeta revolving podremos también reclamarla extrajudicial y posteriomente judicialmente.

Podemos cancelar la deuda de la tarjeta revolving y además reclamarla

En otras palabras, el hecho de haber cancelado la deuda de una tarjeta revolving, seguimos teniendo el derecho de reclamarla. Las soluciones para librarse de las tarjetas revolving, no son excluyentes, podemos utilizarlas todas.

Podemos utilizar todas las soluciones a nuestro alcance a la vez, podemos pedir prestado algo de dinero a un familiar, si no nos lo puede prestar todo, podemos solicitar un préstamo personal e incluso cuando ya hemos cancelado la deuda podemos reclamarla. Ninguna opción o solución a la tarjeta revolving es excluyente y todas pueden ser de gran ayuda.

Para reclamar la tarjeta revolving, necesitamos contar con un abogado o bufete de abogados que nos hará un estudio de viabilidad. Si el abogado experto en reclamar tarjetas revovling estima que hay posibilidades de conseguir una sentencia estimatoria, nos indicará los pasos a dar.

En primer lugar deberemos reclamar extrajudicialmente la tarjeta revolving. En otras palabras solicitar el fin del contrato, de la deuda y la devolución de lo pagado en exceso, es decir, por encima de la tarjeta revolving a la entidad emisora de la tarjeta revolving. Su respuesta, casi con toda seguridad, será negativa, y entonces ya procederá a interponer una demanda judicial.

¿Qué se puede conseguir con una reclamación de la tarjeta revolving?

Con una sentencia estimatoria se conseguirá:

  • El fin del contrato de la tarjeta revolving.
  • La eliminación total de la deuda.
  • La devolución por parte de la entidad del dinero pagado por encima de la línea de crédito concedida.
  • Como hemos dicho anteriormente, aunque la deuda de la tarjeta revolving ya haya sido cancelada, también podrá ser reclamada.

Como vemos, existen alternativas para salir del círculo vicioso de una tarjeta revolving que nos condena a una deuda a la perpetuidad.

Es claro por tanto, que existen soluciones para librarse de las tarjetas revolving.

Lo importante es ponerse manos a la obra cuanto antes, para no seguir perdiendo dinero.